Alumnos Internacionales UM
 
Picture
Estefanía Baldeón
Universidad de los Hemisferios, Quito (Ecuador)
Se comunica por las impresiones y los sueños, los detalles de Uruguay y la idiosincrasia del paisito. Estefanía publica sus escritos en el blog personal: http://nia-shellseekers.blogspot.com/

En este  mundo tan separado vine a dar a un lugar en particular, doce segundos se tomó mi mente en regresar a mi desde que bajé del avión. Desafiando las leyes del tiempo y de la distancia miré  gente caminar por el  filo tan colorido que recorre la costa. En ese momento recordé haber  soñado con avanzar hasta el último de los rincones en donde por casualidad me encontraba, y que además de ser fantástico, tenía un dulce de leche que no se compara con el que se hace en mi tierra.

La calidez de la gente supera el bajo cero de temperatura que suele emanar de la tierra justo en esta época del año, siempre con una sonrisa incluso si uno se pierde y el mapa ya no tiene sentido, te acompañan hasta el lugar de destino y te dejan bien instalado sin problema alguno. O la señora que te recibe con el abrazo nostálgico, aún sin conocerla, pero que te hace sentir como en casa. O el infaltable galán que pasa por la calle te mira y hace una de dos cosas, o te sonríe y comenta con el que está al lado, o se manda un piropo medio lanzado como el más escuchado: las tres Marías y vos sos mía!

Hablando de infaltables, encontré también aquellos que cuando están cerca de los que nos encontramos a mil pasos luz de nuestro lugar oriundo, siempre sacan ese fervor con sabor a patria, que llevan la camiseta a donde quiera que vayan y que cuentan maravillas del país gaucho por amor a la celeste. Así dan ganas de perderse en este rinconcito del mundo y vivir de los alfajores, garrapiñada y chivitos.

Por otro lado, han sacado ventaja de la creación con su acento tan singular, para mí, perfecta variación del castellano,  aun así sean “boludeces”, les da 5 puntos a favor, 3 más por carismáticos, 2 por ocurridos y 5 por bien parecidos -claro está, calificando sobre 10-. Sin dejar de lado a las mujeres  obviamente, que caminan y los pajaritos cantan como en cuento de hadas, con sus largas y bien cuidadas cabelleras que al abrir la ventana de seguro un príncipe subirá a cortejarlas sin pensarlo dos veces.

Y qué decir de las fiestas…  Re copadas, aunque el cuerpo no esté acostumbrado a semejante trasnochada, más la bailada de cumbia… se termina con la cerecita del postre que vendría a ser llegar para el desayuno olímpico de medias lunas y una exquisita variedad entre formas y tamaños de pan. Además hay que darle un visto bueno a los cumpleaños, la tradicional canción para el cumpleañero de este lado del planeta viene a tener ritmo y consistencia con las palmas y a medida que va la canción se incrementan en ritmo, simplemente genial.

Este lugar que es puro sentimiento, que un día hace calorcito y al siguiente llueve, truena y relampaguea; este lugar lleno de historia y cultura, que es una línea de tiempo entre el pasado y el presente, que mientras transita una carrosa,  el caballo no se percata que le viene rebasando un auto último modelo; este lugar que tiene tantos nombres para cada prenda de vestir entre la shoguinera, la polera, la campera, la pollera, etc. Este lugar vive, sueña y toma mate mientras el sol se apaga despacito en el agua. Este no es solo un lugar sino un punto de encuentro que une a Paysandú, Rocha, Cerro Largo, Salto, Punta del Este, Colonia, en fin, ensambla todo un país  y que con el tiempo  me di cuenta que no son ni italianos, ni españoles, ni argentinos;  son la mezcla de todo eso que los identifica, los une y separa al mismo tiempo. Y aunque parezca increíble, éste es solo un pedacito de Uruguay, un lugar que lo sueño y sin embargo aunque ya desperté sigo dormida.  

 


Comments




Leave a Reply